Últimas noticias

La Casa de Papel: historia de un fracaso

Aviso: Este artículo no contiene spoilers. Está basado en el documental La Casa de Papel: el fenómeno. Se omitieron datos específicos que puedan revelar sucesos relevantes para el desarrollo de la trama.

La Casa de papel, popular serie televisiva convertida en un fenómeno mundial, pasó del fracaso al éxito rotundo luego de que Netflix adquiriera las dos temporadas emitidas en Antena 3, canal español de señal abierta.

Con un arranque promisorio en 2017, cuando llegó a sumar 4,5 millones de espectadores, para la segunda parte de esa única temporada el rating cayó en picada.

El sueño llegó a su fin en noviembre de ese mismo año, cuando los números de sintonía sumaban apenas 1.798.000, una cifra baja para el horario estelar español.

“Nosotros cerramos la serie en nuestro cerebro”, cuenta Esther Martínez, guionista y coproductora ejecutiva, en el documental Casa de Papel: el fenómeno.  

“Es la historia de un fracaso. Porque la serie fracasó”.

Javier Gómez, guionista y coproductor ejecutivo, en el documental La Casa de Papel: el fenómeno.

Éxito global

Y entonces, cuando todo estaba perdido, llegó Netflix. Lo curioso, es que el gigante de contenidos en streaming tampoco tenía mucha fe en el producto.

La Casa de Papel se sumó al catálogo sin ningún tipo de promoción, pero fue el público, con el boca en boca, lo que encendió la chispa. Y entonces, ¡Pum! Detonó la bomba.

La serie llegó a colarse en el puesto número dos del ranquin mundial, solo superada por Stranger Things. Se convirtió -además- en la serie de habla no inglesa más vista de Netflix.

En noviembre de 2018 obtuvo el premio Emmy Internacional en la categoría de Mejor Drama, siendo la primera producción española en obtener este reconocimiento.

Los protagonistas de La Casa de Papel vieron cómo sus redes sociales pasaron de tener a unos cuantos fans, a sumar cientos de miles de seguidores.

La serie trascendió las pantallas y cobró vida en la realidad.

Desde atracos inspirados en la banda de los monos rojos y las máscaras de Dalí, hasta protestas en todas partes del mundo por la reivindicación de derechos sociales.

Al son de Bella Ciao, los héroes de La Casa de Papel también son inspiración para representar la lucha por causas diversas como la defensa de la democracia, la protección del medio ambiente y las reivindicaciones feministas.

“Cuando una ONG rescata a una embarcación llena de inmigrantes y, en el momento en el que se encuentran a salvo, empiezan a cantar el “Bella Ciao”…Eso es mucho más importante que todo lo demás”.

Álvaro Morte, intérprete del profesor, en el documental La Casa de Papel: el fenómeno.

Netflix no se lo pensó dos veces y pedió a los creadores que idearan nuevos atracos para continuar con la serie.

El reto para la producción era no defraudar a la audiencia y echar a perder la gloria alcanzada.

Y lo lograron

Los productores de La Casa de Papel cayeron en cuenta de que aquella gran aceptación respondía a una vinculación que trascendía el mero entretenimiento.

La gente se había enamorado de los personajes porque podían sentir empatía con cualquiera de ellos, según sus personalidades y características.

Berlín es un villano que genera empatía. Todo un acertijo social.

Para la guionista Esther Martínez, el espectador no conecta con la inteligencia del Profesor, aunque sea digno de admirar por eso, pero sí con el miedo que él siente. Con su vulnerabilidad.

O como explica el creador Álex Pina, cuánto más poderosos estos sean en el plano emocional, el espectador se sentirá más enganchado con ellos, aún y cuando el personaje sea un misógino, narcisita y psicópata.

A Pina le asombra que Berlín pudiera, con toda esa carga negativa sobre sus hombros, ser tan amado por la audiencia.

Este es un hecho verificado por las encuestas de audiencia, en donde su nombre siempre aparece en los primeros tres lugares de simpatía.

“No es el personaje con el que uno quisiera que su hija se casase”, dice entre risas Pedro Alonso, el actor que lo encarna.  Y de seguido intenta una suerte de forma de entender su aceptación.

“El sentido dominante que él tiene de su liderazgo nos genera rechazo, pero nos da una cierta clase de seguridad.”

Pedro Alonso sobre Berlín, su personaje.

Como sea, Pina da en el clavo al afirmar que no hay nada mejor que un villano que genere empatía. 

Otra clave importante, revelada en el documental de Netflix, es que la serie rompe con una regla no escrita que definía por un lado a las películas de acción como vacías y superficiales y, por el otro, las intimistas que resultaban aburridas.

En La Casa de Papel se mezclan ambas cosas, dando como resultado un producto altamente adictivo.

Finalmente, está el poder simbólico. Este hace que la serie tenga identidad y sea fácilmente reconocible.

Primero, la utilización del color rojo, asociado con la pasión y el estado de alerta.

Luego, “Bella Ciau”, la canción de la resistencia antifacista italiana, ahora convertida en el himno de un grupo de atracadores de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, y que ha vuelto a sonar en todo el mundo.

Sumemos los monos rojos y las caretas de Dalí, elementos simbólicos sin los cuales esta serie, no sería lo que es.

¿Y a todo eso? ¿Qué es La Casa de Papel?

Para el director Jesús Colmenar, es algo universal. Un ícono. Cada persona puede ponerse el mono rojo y la máscara de Dalí, entonar el “Bella Ciau”, y dar su propia lucha.

Esther Martínez, lo simplifica.  

“Demuestra que las historias son infinitas y que la gente tiene muchas ganas de que se las cuentes.

Y sería bueno agregar: que se las cuenten bien.

Follow La otra noticia on WordPress.com
Acerca de Ronald Díaz V. (107 Artículos)
Fotoperiodista.

1 Comentario en La Casa de Papel: historia de un fracaso

  1. Flor de María Orozco Hidalgo // 28 julio, 2020 en 10:35 am // Responder

    Excelente

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: